Noticias

La historia del 'secuestro' de Martin Garrix detrás de used to love

El dj reconoce haber 'raptado' a Dean Lewis para su nuevo single

Nunca pensé que nadie podría construir una publicación en el que las palabras "historia divertida" y "secuestro" compartiesen frase. Pero eso es porque no conocía la capacidad de persuasión de Martin Garrix.

El dj neerlandés acaba de estrenar su nuevo sencillo, Used to love, que se ha convertido casi de inmediato en un éxito en medio mundo. Pero la canción esconde mucho más de lo que parece.

El tema surgió durante medio mes que ambos artistas pasaron 'encerrados' en un estudio de Amsterdam. De la mezcla de un dj de Países Bajos y de un solista australiano surge una canción de pop melódico con una base electrónica que pone los pelos como escarpias desde la primera escucha.

Lo curioso del asunto es cómo surgió esta colaboración. Martin Garrix lo ha explicado en sus redes sociales: "Historia divertida: Yo aceché a Dean Lewis mirando el calendario de su gira y cuando estuvo en Amsterdam básicamente le sucuestré durante dos semanas hasta que terminamos la canción".

El australiano ha confesado, en declaraciones recogidas por EP, estar encantado de dejarse atrapar por el dj para crear una de las canciones que están marcando en final de año en las principales plataformas de reproducción: "Desde el comienzo de mi carrera, nunca me sentí demasiado interesado en las colaboraciones. Como compositor de canciones, y que también canta, el concepto me resultaba extraño. Hasta que conocí a Martin. Pasamos alrededor de una semana juntos encerrados en Ámsterdam trabajando en una canción, que podría haber acabado cantada por otra persona. Pero a medida que la pista progresaba, comenzó a tener un sonido muy mío y también de Martin. Es una verdadera colaboración con un tipo que ahora se ha convertido en un gran amigo".

"Fue increíble hacer esta canción juntos" confesó Garrix. "Dean es un buen amigo y tiene mucho talento. Escribe letras muy personales y su estilo musical es atemporal".